Opinión; ¿En camino a 126 derrotas? Lo que se necesitaría para que los Cincinnati Reds fueran el peor equipo en la historia de la MLB

David Kohl-USA TODAY Sports

9:57 pm

David Schoenfield | Escritor Senior ESPN

Luego de cuatro juegos disputados en la temporada, no parecía probable que esta sería una temporada para la historia en Cincinnati, por todas las razones equivocadas. El cotizado prospecto Hunter Greene, un lanzador derecho de 22 años con una recta de 100 mph, hizo su debut con los Rojos y durante cinco entradas emocionantes mientras alcanzaba el triple dígito en 20 lanzamientos increíbles contra los Atlanta Braves, más otras 16 rectas que redondearon las 100. Ponchó a dos bateadores en cada una de las primeras tres entradas, cinco de ellos con strikes con swing, incluidos tres con rectas. Aunque se cansó en la quinta entrada, permitiendo dos jonrones, Greene terminó con siete ponches y se llevó la victoria en la victoria de Cincinnati por 6-3.

Los Reds jugaron para 2-2 en esa serie de apertura contra los campeones defensores de la Serie Mundial y después de un torbellino controvertido de acuerdos tras el final del cierre patronal de la MLB, cuando la franquicia se desprendió de Sonny Gray, Jesse Winker y Eugenio Suárez, perdió oficialmente a Nick Castellanos en la agencia libre, luego adquirió al abridor zurdo veterano Mike Minor y fichó al jardinero Tommy Pham, era razonable pensar que tal vez los Rojos no iban a ser tan malos después de todo. Probablemente no un equipo de playoffs, pero ¿en la División Central de la Liga Nacional? Oigan, cualquier cosa puede pasar.

Efectivamente, aún tenían a Joey Votto, dos abridores de calidad en Tyler Mahle y Luis Castillo, el actual Novato del Año de la Liga Nacional Jonathan India y el receptor de segundo año Tyler Stephenson, quien había terminado sexto en la votación de Novato del Año. Nick Lodolo, otro preciado lanzador prospecto, haría su primera apertura en Grandes Ligas unos días después del debut de Greene.

Ese era el plan: esperar que el pitcheo joven se haya desarrollado lo suficientemente rápido como para darle a los Rojos una rotación de calibre de playoffs, esperar que Votto tuviera otro gran año y esperar que algunos de los jóvenes bates mejoren.

El plan no ha funcionado. Los Rojos son malos… potencialmente históricamente malos. Después de ese arranque con 2-2, perdieron 19 de sus siguientes 20 juegos. Solo una de esas 19 derrotas fue por una carrera; siete de ellos llegaron por al menos cinco carreras. En su quinta apertura en las Grandes Ligas, Greene empató un récord de franquicia cuando permitió cinco jonrones. Ahora tiene marca de 1-5 con efectividad de 7.62 y ha permitido 11 jonrones en solo 26 entradas. Hasta el miércoles, la efectividad del equipo era de 6.61, lo que ocuparía el segundo peor lugar desde 1900, solo detrás de los Filis de 1930 (cabe señalar que toda la Liga Nacional bateó .303 ese año en comparación con .236 este año).

A pesar del inicio de .500 del equipo en Atlanta, ya había tensión en Cincinnati sobre los movimientos posteriores al cierre patronal antes del primer partido en casa el 11 de abril. Al presidente del equipo, Phil Castellini, hijo del propietario, se le preguntó en la radio local por qué los fanáticos deberían permanecer leales al equipo después de dos temporadas de reducción de costos.

«Bueno, ¿adónde vas a ir?» dijo en un épico fallo de desprecio de un propietario. «Comencemos por ahí. Quiero decir, ¿vender el equipo a quién? Quiero decir, esa es la otra cosa. Quiero decir, ¿quieres tener este debate? Si quieres ver qué harías con este equipo para que sea más rentable, ganar más dinero, competir más en el sistema económico actual que existe este juego, sería recogerlo y moverlo a otro lado. Y, entonces, cuidado con lo que pides.»

Recomendado:  Play Off 61 SNB: Entre dudas y certezas

En otras palabras: tienes que aceptar el perder porque tienes suerte de tener un equipo. Castellini más tarde se disculpó, pero fue una pesadilla de relaciones públicas. Menos de un mes después de iniciada la temporada, los fanáticos de los Reds ya se estaban presentando en el parque con bolsas de papel y con carteles que imploraban a Bob Castellini que vendiera el equipo. Inicialmente, los Rojos respondieron pidiéndoles a esos fanáticos que se quitaran las bolsas y los letreros o que abandonaran el estadio.

En un movimiento quizás visto como un gesto de buena voluntad (o desesperación por atraer a los fanáticos al Great American Ball Park), los Reds comenzaron a ofrecer latas de Bud y Bud Light a $3, más perros calientes a $2 y helado a $1, para los juegos locales los martes, lo que provocó que un fanático en un grupo de Facebook de los Rojos comentara: «Los Rojos se han convertido en un equipo de hockey de ligas menores».

Ay, ay, ay.

Los Reds han jugado un poco mejor últimamente, ganando cuatro de sus últimos seis juegos para mejorar a 7-24, pero eso les da un ritmo de 36-126 en 162 juegos. Ahora… eso no va a pasar. Eso destruiría absolutamente el récord moderno de 120 derrotas de los Mets de 1962. Pero con este comienzo, los Reds ciertamente han establecido la posibilidad de perder la mayor cantidad de juegos en la historia moderna.

Echemos un vistazo a la lista de los peores equipos de todos los tiempos a los que podrían unirse. Comenzaremos en 1900, que deja fuera a los Cleveland Spiders de 1899, un equipo destinado al fracaso después de que sus dueños, que también eran dueños de la franquicia de St. Louis en la Liga Nacional, transfirieran a todos los mejores jugadores del equipo a St. Louis. Los Spiders terminaron con marca de 20-134, jugaron la mayor parte de la temporada fuera de casa y luego se retiraron después de la temporada.

Los cinco peores equipos desde 1900 según su porcentaje de victorias:

1. Athletics 1916: 36-117, .235

2. Braves 1935: 38-115, .248

3. Mets 1962: 40-120, .250

4. Senators 1904: 38-113, .252

5. Athletics 1919: 36-104, .257

Sin embargo, los aspectos económicos y de formación de equipos del juego eran tan diferentes en las primeras décadas del siglo pasado que no tiene mucho sentido comparar a los Reds de 2022 con esos equipos. Avancemos rápidamente a los peores equipos de la era de la expansión, que comenzó en 1961:

1. Mets 1962: 40-120, .250

2. Tigers 2003: 43-119, .265

3. Orioles 2018: 47-115, .290

4. Tigers 2019: 47-114, .292

5. Phillies 1961: 47-107, .305

Los Mets ahora han mantenido ese récord de 120 derrotas durante 60 años. Parecía que los Tigres de 2003 iban a superarlo, pero increíblemente se recuperaron con cinco victorias en sus últimos seis juegos.

Tengan en cuenta que dos de los cinco equipos más horribles de la historia moderna han llegado en los últimos años, ya que la era del ‘tanking’ (perder a propósito) ha exacerbado los registros de los peores equipos. Además de los Orioles de 2018 y los Tigres de 2019, los Astros de 2013 perdieron 111 juegos, los Orioles y Diamondbacks de 2021 perdieron 110, los Orioles de 2019 perdieron 108 y los Astros de 2012 perdieron 107. Esos registros indican que los equipos históricamente malos ahora son una cosa, y el comienzo de los Rojos los coloca en posición de desafiar ese tipo de ineptitud reciente.

Recomendado:  Para Guardar; Equipos que más no-hitters han recibido

Lo que quizás sea más sorprendente es que los Rojos tuvieron un récord ganador en 2021 con 83-79. Si el formato de playoffs de esta temporada, que incluye seis equipos en cada liga, hubiera estado vigente el año pasado, los Rojos habrían sido el sexto equipo en la Liga Nacional. Eso hace que esta miseria sea aún más inesperada, aunque tal vez no del todo sorprendente dadas las medidas de reducción de costos del equipo antes de la temporada.

Posiblemente, ningún equipo se vio más afectado por el impacto de la pandemia de COVID-19 en las últimas dos temporadas que los Rojos. Se habían fortalecido para 2020 al adquirir a Trevor Bauer durante la temporada 2019 y firmar a los agentes libres Castellanos, Moustakas, Wade Miley y Shogo Akiyama. De hecho, habían comprometido más dinero en la agencia libre que durante toda la década anterior combinada y estaban llevando la nómina a lo que habría sido un récord de franquicia de $165 millones. Y no es que los dueños de los Rojos merezcan ningún elogio en este momento, a veces bajo Castellini, los Rojos tenían nóminas que eran más altas que la mayoría de sus hermanos de mercado pequeño. Si bien llegaron a los playoffs ampliados de 2020 con un récord de 31-29, los Bravos los eliminaron en dos juegos y se fueron a casa. Castellini redujo la nómina a $144 millones en 2021 y luego a un estimado de $134 millones este año.

Aún así, es muy inusual que lo que había sido un buen equipo caiga tan fuerte tan rápido.

Desde 1961, ha habido 31 equipos con al menos 106 derrotas en una temporada. Los miré para ver cómo se habían desempeñado la temporada anterior; esto nos dio 27 equipos, ya que cuatro de los 31 eran franquicias de expansión en sus temporadas inaugurales.

Solo dos de los 27 equipos tuvieron un récord ganador la temporada anterior:

–Los Marlins de 1998 no solo ganaron 92 juegos el año anterior, sino que también ganaron la Serie Mundial. Luego vino la infame venta forzosa cuando Miami canjeó a Kevin Brown, Gary Sheffield, Al Leiter, Moises Alou, Bobby Bonilla, Charles Johnson, Robb Nen y Devon White. Los Marlins luego terminaron con marca de 54-108 en 1998.

–Los Diamondbacks de 2004 terminaron 84-78 en 2003, a pesar de que Randy Johnson y Curt Schilling se perdieron tiempo por lesiones. Cambiaron a Schilling en la temporada baja, pero aún tenían a Johnson y Brandon Webb para anclar la rotación. Johnson terminó segundo en la votación del Cy Young y Webb estuvo sólido, pero el resto del pitcheo fue un desastre y la alineación anotó la menor cantidad de carreras en la liga. Terminaron jugando para 51-111.

Yo sugeriría que tres de los otros equipos se veían a sí mismos como al menos semilegítimos contendientes a los playoffs de cara a la temporada: los Expos de 1976, que terminaron 75-87 en 1975; los Orioles de 2018 (75-87 en 2017); y los Diamondbacks de 2021 (25-35 en la temporada 2020 abreviada).

Recomendado:  MLB; Resultados del 16 de mayo + Actuación de los cubanos en la jornada: Luis Robert decidió con su 5to HR. Cano logró su 1ra victoria. Grandal sonó su 2do HR. Elías cubano # 25 de la temporada

Entonces, ¿adónde van los Rojos desde aquí?

«Aunque esto es desalentador, realmente te brinda un sentido de dirección bastante simple», dijo el ex gerente general de los Rockies, Dan O’Dowd, en MLB Network a principios de esta semana. «Cada movimiento que haces es para 2025 y más allá… Fue una tormenta perfecta para ellos ser tan malos. Pero estás donde estás ahora. Tienes que tener una visión de lo que quieres llegar a ser».

Esa visión tendrá que sostener a los fanáticos de Cincinnati durante un largo 2022. Esos 31 equipos que estudiamos terminaron con un récord promedio de 52-109, un porcentaje de victorias de .323. Sin embargo, durante sus primeros 31 juegos, promediaron un récord de 11-20, un porcentaje de victorias de .354. Así que jugaron peor el resto de la temporada que en sus primeros 31 juegos. Eso no augura nada bueno para los Rojos, con marca de 7-24. La larga rutina de una temporada de béisbol es una tarea aún más difícil para los equipos malos, ya que las lesiones y la falta de profundidad pasan factura durante el verano.

Tal vez eso no les suceda a los Rojos. Castillo acaba de regresar para su primera apertura. Minor también comenzó la temporada lesionado y ahora se está rehabilitando en las menores. Mahle tiene un FIP de 3.51, pero una efectividad de 6.46. Votto, sumido en una mala racha con un promedio de .122 y sin jonrones, ha estado en la lista de lesionados de COVID-19, pero tiene que jugar mejor cuando regrese. La lista de lesionados también incluye actualmente a India, Nick Senzel y Jake Fraley, lo que significa que tres titulares del Día Inaugural están fuera de la alineación, y Mike Moustakas, otro titular del Día Inaugural, acaba de salir de la lista de lesionados. Por otro lado, cualquier veterano productivo podría potencialmente ser movido por prospectos en la fecha límite de cambios.

La clave para el futuro de la franquicia es desarrollar a su pitcheo joven. En el caso de Greene, quizás eso signifique regresar a las menores. Su recta es explosiva, pero su material secundario y su comando necesitan trabajo. Tuvo problemas de jonrones en Triple A la temporada pasada (11 permitidos en 65.1 entradas), por lo que esto no es algo que se haya manifestado solo en las grandes ligas. Los Rojos también necesitan a José Barrero para recuperarse de una lesión en el hamate en la pretemporada para ver qué puede hacer como campocorto después de batear .303/.380/.539 en las menores el año pasado (aunque tuvo problemas con un promedio de bateo de .200 en 50 turnos al bate con los Rojos). Podrían buscar hacer algunos intercambios, pero seamos honestos: cuando tienes 7-24, no hay mucho que sea atractivo para otros equipos (tal vez Mahle y Castillo si los Rojos quieren ir por ese camino).

Y, realmente, necesitan que Votto regrese y comience a batear. Aunque solo sea porque la mayoría de nosotros, quizás incluso los fanáticos de los Reds, podemos vivir con un equipo que podría perder 120 juegos, pero ninguno de nosotros puede sufrir un mundo de béisbol donde Joey Votto está bateando .122.

Tomado de: ESPN

Compártelo!!

Un comentario

  1. De espanto puede calificarse este inicio de temporada para los Rojos de Cincinnati, el propio lanzador Vladimir Gutiérrez, no acaba de hacer la cruz, después de haber tenido un debut exitoso el pasado año

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestras Redes Sociales